Té de jengibre

El jengibre, es una planta medicinal que procede de oriente. Desde la antigüedad se ha empleado como ingrediente en la gastronomía y como medicante natural en medicina.

Tiene propiedades antiinflamatorias y beneficia el sistema respiratorio y las articulaciones. También es eficaz para atenuar dolencias digestivas.  Y muchas personas lo recomiendan para adelgazar.

Una de las formas de consumir el jengibre es en tés o infusiones. Existen diversas formas de prepararlo que son simples y permiten disfrutar de su sabor característico y beneficios.

El té de jengibre tiene un gusto sorprendente, algo picante.

¿Cómo hacer té de jengibre?

Ingredientes

  • Medio litro de agua
  • Un bulbo de jengibre de tamaño medio o dos pequeños
  • Una cucharada de miel y unas gotas de limón -opcionales-

Preparación

  1. Colocar medio litro de agua a hervir
  2. Cortar los rizomas de jengibre en rodajas finas o picarlo finamente
  3. Añadir el jengibre en el agua hirviendo
  4. Tapar el recipiente y mantener a fuego lento diez minutos
  5. Retirar del fuego y colar.
  6. Añadir miel y limón a gusto
  7. Servir bien caliente

te de jengibre con limon

Té de jengibre con limón

Calentar el agua hasta que hierva. Quitar del fuego y agregar una parte del jengibre picado. Dejar descansar cinco minutos y añadir una cucharada de jugo de limón natural. Endulzar a gusto.

Té de jengibre y canela

Para prepararlo, calentar agua y retirar del fuego cuando rompe el hervor. Incorporar una rodaja gruesa de jengibre y una rama de canela.

Detalle. Antes de consumir se puede agregar una rodaja de naranja que el da un sabor especial.

Té de jengibre y miel.

Este té es recomendado para atenuar dolores de garganta y tos.  Para elaborarlo sólo hay que hervir el agua y añadir el jengibre trozado. Dejar reposar diez minutos y endulzar con una cucharada mediana de miel que le otorga un sabor especial al té.

Té de jengibre y cúrcuma

Ambos ingredientes son beneficiosos para el cuidado de la salud porque favorecen el funcionamiento del hígado y mitigan los síntomas del resfriado.

La cúrcuma se agrega al té de jengibre ya preparado, cuando aún está caliente.

 

Ideas locas para el té de jengibre

A la frambuesa

  1. Hervir cuarto litro de agua e incorporar el rizoma cortado en cuadrados, mantener el hervor dos minutos y retirar. Dejar reposar.
  2. Aparte preparar en cuarto litro de agua hirviendo el té de frambuesa.
  3. Dejar reposar cinco minutos.
  4. Integrar ambos tés y servir.

Te de jengibre verde.

Hacer el té de jengibre en cuarto litro de agua y en otro recipiente elaborar té verde con cuarto litro de agua hirviendo. Dejar reposar ambos tés por separado y después de cinco minutos unirlos, mezclándolos para que los sabores se unifiquen, transformándose en un sabor único.

Te de jengibre rojo

Otra propuesta interesante es la mezcla del jengibre con el té rojo. Y esta combinación se realza si se le incorpora una pizca de canela.

jengibre

Beneficios del té de jengibre en ayunas ¿Para que sirve?

Cuando se emplea el té de jengibre como complemento natural para beneficiar la salud, lo ideal es consumirlo en ayunas. ¿Por qué?

  • Atenúa las afecciones intestinales.
  • Reduce las náuseas o los vómitos -aunque en este caso es necesario consultar previamente con el médico o especialista si es viable-
  • Favorece los procesos digestivos
  • Posee propiedades antibacterianas
  • Refuerza el sistema inmunológico por el alto contenido de vitaminas y nutrientes que posee.
  • Fortalece el sistema respiratorio y calma afecciones de las vías respiratorias. Por sus propiedades antiinflamatorias, antibióticas y expectorantes controla los accesos de tos y permite eliminar la mucosidad con mayor facilidad.
  • Atenúa inflamaciones causadas por afecciones como la artritis o el reuma
  • Favorece el sistema circulatorio.
  • Permite eliminar toxinas y facilita los procesos de dietas para bajar de peso.

Precauciones al tomar té de jengibre

  • No debe consumirse de manera exagerada, por eso se recomienda tomar una o dos tazas diarias.
  • Quienes sufren de cálculos biliares o problemas de vesícula deben evitar su consumo.

Otras infusiones que podes probar: