Té de laurel

El laurel es una planta que se caracteriza por un aroma agradable e intenso y un sabor especial.

Desde la antigüedad es valorada por sus propiedades medicinales y culinarias.

También se identifica por la gran cantidad de nutrientes que posee. Es rico en vitaminas A y C; ácido fólico, Niacina, Riboflavina y minerales como el selenio, el zinc, el potasio y el selenio.

El laurel que hay que emplear medicinalmente es el llamado Laurus Nobilis o laurel de comer. Por eso, se recomienda tener mucho cuidado para no confundir el laurel medicinal con el laurel en flor o Adelfa, ya que las hojas de este último son tóxicas.

Propiedades y beneficios ¿Para que sirve el té de Laurel?

El té de laurel se emplea popularmente como diurético, astringente e incentivador del apetito.

  • Es reconocido como un remedio natural que alivia los cólicos, el dolor de estómago y la flatulencia.
  • Es un calmante eficaz para la tos.
  • Por su contenido de vitamina A mejora la visión, el cabello y la piel.
  • Por otra parte, se valora su acción benéfica en el sistema circulatorio por el porcentaje de minerales esenciales que posee.
  • Es un atenuante eficaz para los dolores musculares.
  • Cómo preparar té de Laurel

El té de laurel es muy fácil de preparar. Sin embargo, es importante controlar que las hojas de laurel que se utilizan sean de calidad, de ser posible orgánicas. También pueden adquirirse en comercios dedicados a la venta de artículos naturistas.

laurel

Ingredientes

  • 4 hojas de laurel;
  • Medio litro de agua.

Preparación

  1. Colocar el agua a calentar.
  2. Cuando rompe en hervor, apagar el fuego e incorporar las hojas de laurel.
  3. Dejar reposar diez minutos.

Otra forma de preparar el té de laurel es incorporando a una taza de agua hirviendo el jugo de una naranja, tres hojas de laurel y una cucharadita de miel.

Recomendaciones y contraindicaciones

El empleo del laurel con fines medicinales debe ser controlado y realizar una consulta previa al médico o profesional de la salud.

El consumo excesivo del té puede generar intoxicación en el organismo, por lo que se requiere hacerlo con cuidado. Se aconseja beber un máximo de dos tazas de té de laurel por día.

Los pacientes que sufren diabetes y aquellos que reciben medicación narcótica o tranquilizante deben extremar las precauciones al tomar té de laurel para evitar provocar interacciones.